Yerba Mate

¡Disfrute los beneficios de la Yerba Mate!

El mate es una bebida deliciosa y nutritiva que proviene de las hojas de Ilex Paraguariensis, árbol que sólo crece en la región subtropical de América del Sur.

¿De dónde viene el mate?

El mate es una bebida de Sudamérica, sumamente popular en Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Para entender su importancia actual, es necesario conocer su historia.

La yerba de los guaraníes

El consumo de mate se remonta al pueblo guaraní (indígenas nativos que estaban en algunos países de Sudamérica), según confirmaron las investigaciones del ensayista y periodista Amaro Villanueva. Ellos masticaban directamente las hojas o las colocaban en una calabaza con agua y sorbían. De hecho, la palabra “mate” viene del guaraní “Caa-mate” (“Caa” sería planta o hierba, y “mate” se refiere a la calabaza donde la bebían). Otros pueblos como los los incas, los charrúas y aún los araucanos adoptaron el mate gracias a trueques con los guaraníes. Para los indígenas, el árbol de mate era un regalo sagrado de los dioses, y de hecho el mate tenía para ellos un significado especial y espiritual, además de su valor nutritivo.

Popularidad en la época colonial

Gracias a sus virtudes y beneficios, el mate pronto se volvió popular entre los españoles que llegaron a colonizar América del Sur. La yerba comenzó a llevarse desde su lugar de origen a todo el territorio que estaba bajo el dominio español, y sobretodo los jesuitas fueron los responsables de extender ampliamente su uso al incluir el mate en sus reducciones, aunque la tomaban en forma de mate en saquitos y no con bombilla. Ellos también habían descubierto que la planta germinaba sólo en esta región del mundo, un secreto confirmado medio siglo después por el naturalista francés Aimé Bonpland.

El gaucho y su amor por el mate

Durante el largo proceso de la independencia de Argentina en el siglo XIX, la costumbre de tomar mate se fortaleció dentro del folclore nacional. Los “gauchos” (una especie de vaquero argentino) adoptaron el mate como parte de su cultura, así como montar a caballo y usar ropa de cuero. Tomaban mate en grupo, para el desayuno, para el almuerzo, la cena y antes de dormir.

El cultivo de mate en la actualidad

La yerba mate se cultiva en Argentina, Paraguay y el sur de Brasil, donde las condiciones de terreno, temperatura y humedad son las ideales. Al igual que aquellos gauchos de antaño, el mate forma parte del día a día de un argentino promedio. Se consume por igual en casas, oficinas, parques, universidades y plazas, no sólo por sus propiedades como infusión, sino por su papel como lazo social.

Cómo cebar un buen mate

El proceso de preparar o “cebar” un mate conlleva una serie de técnicas y trucos para que el resultado sea el mejor. La sommelier especializada en yerba mate, Valeria Trapaga, nos explica en esta oportunidad todo lo que hay saber para hacerlo como un experto.

La calidad de la yerba

El primer paso es usar una yerba de buena calidad para nuestro mate, pues esto va a determinar en gran medida su sabor, textura y aromas. Podemos reconocer una buena yerba mate usando los cinco sentidos: Debería tener un color verde amarillento y una armonía entre polvo, hoja y palo; debería tener una textura seca y emitir un ligero crujido; Su aroma debe ser fresco y un poco tostado, mientras que el sabor debe tener un ligero toque de amargor.

Un mate bien curado

Cuando el mate está curado de forma correcta, es capaz de absorber los atributos de la yerba y transferir sus sabores, por eso antes de comenzar a cebar es importante cuidar que el mate que usamos sea apropiado (debe tener una base angosta y una boca ancha) y que esté bien curado.

¿Cómo curarlo? Llenamos el mate de yerba, después añadimos agua caliente y lo dejamos reposar durante toda la noche. Por la mañana, raspamos todos los bordes usando una cuchara y sacamos el tallo leñoso. De ser necesario, repetimos este proceso hasta que esté completamente limpio y luego lo dejamos secar al sol.

Pasos para preparar el mate perfecto

  1. Se llena las ¾ partes del mate con yerba.
  2. Colocamos el recipiente boca abajo y lo agitamos con fuerza para lograr que todos los ingredientes se mezclen y se distribuyan de forma homogénea.
  3. Traemos el mate lentamente a su posición inicial, pero cuidando que la yerba quede inclinada a 45°, formando una especie de agujero. Por allí vamos a verter un chorrito de agua tibia (se aconseja una temperatura entre 70° C y 80° C) para humedecer la parte baja.
  4. Introducimos la bombilla presionando contra la pared interna del mate y tratamos de no moverla más.
  5. Agregamos el agua progresivamente hacia el lado del mate donde está la bombilla.

¡Listo! El resultado será una infusión espumosa y rendidora, con el buen sabor de la yerba que durará mucho más.

10 excelentes beneficios del mate para la salud

Los tomadores de té y café quizás desconocen que las infusiones con yerba mate son considerablemente más saludables y beneficiosas. Acá un pequeño resumen de las propiedades que hacen del mate una súper-bebida.

  1. La yerba mate contiene un 90% más de antioxidantes que el té verde. Esto se ve reflejado en su alto contenido de polifenoles, que mejoran las defensas naturales del organismo y previenen el envejecimiento celular.
  2. Mejora la salud cardiovascular reduciendo los niveles de colesterol y previniendo incluso la arteroesclerosis. También tiene un efecto hipotensor y vasodilatador que resulta beneficioso para aquellas personas con problemas de presión alta.
  3. La yerba mate es un energizante natural. Gracias a su porcentaje de cafeína (también llamada “mateína”), aumenta la estimulación y la concentración. Esta sustancia incentiva al sistema nervioso, por lo que el consumo de mate resulta ideal antes de cualquier actividad física o intelectual. Esta bebida es recomendada para deportistas como alternativa a otros energizantes comerciales.
  4. Otra gran ventaja para los deportistas: la tasa de recuperación después de una rutina de ejercicios aumenta considerablemente con el consumo de yerba mate, de modo que también se recomienda para el post-entrenamiento.
  5. El mate no contiene grasa, además es bajo en calorías y en sodio. Se puede incluir sin problemas en cualquier régimen dietario y en la rutina de cualquier persona que está intentando controlar su peso o simplemente prefiere tener una alimentación saludable.
  6. El cuerpo necesita 13 vitaminas, 8 de ellas se encuentran dentro del grupo B. Pues la yerba mate es rica en estas vitaminas que son esenciales para el hombre. Asimismo, contiene minerales de significativa importancia como el potasio y el magnesio.
  7. Esta infusión tiene compuestos bioactivos poderosos para la prevención de enfermedades. Por ejemplo: reduce la glucosa y los lípidos, ayudando a controlar la diabetes mellitus tipo 2.
  8. El mate también tiene un efecto diurético, dado que evita la retención de líquidos y mejora el desarrollo de la función renal.
  9. Influye en la salud estomacal y digestiva al estimular la producción de bilis y ácidos gástricos. Las propiedades de la yerba mate permiten aliviar el estreñimiento.
  10. Por último, el consumo de yerba mate también tiene un efecto positivo en la salud emocional. No sólo su aporte de energía resulta un antidepresivo natural sino que, al ser una bebida que se comparte con amigos y seres queridos, fomenta momentos de bienestar y alegría.