Es la yerba preferida por los argentinos.
Ideal para preparar “mate”, siguiendo los pasos del ritual argentino.
Posee un blend impecable y noble, por su armonía entre cuerpo, aroma y madurez.
Es la yerba mate paradigma, y la que más representa las costumbres argentinas.