Cada país tiene sus costumbres y pequeños rituales cotidianos que forman parte de la cultura local. Recientemente, se publicó un artículo que habla sobre las costumbres argentinas que pueden sorprender a los extranjeros, especialmente en un entorno laboral, y por supuesto ¡No podía faltar el mate como una de las costumbres destacadas!

Un “gusto adquirido” para los extranjeros

Apasionados, afectuosos y de horarios flexibles; una de las cosas que más llaman la atención a los extranjeros en Argentina es el hecho de compartir una ronda de mate entre colegas. Tanto en Argentina como en Uruguay, es bastante común que el empleado del banco o de una institución pública, esté tomando un mate mientras atiende al público.

Charles es francés y tiene 6 años viviendo en Argentina. Antes de llegar, no había escuchado nunca de la infusión, y su sabor amargo era totalmente desconocido. Hoy, toma mate cada mañana sin falta, especialmente cuando alguien le ofrece en el trabajo (Charles es freelance en marketing digital y trabaja en un coworking de Buenos Aires). “Algo que me parece muy bueno también es el hecho que se puede tomar durante mucho tiempo. Un mate con mi termo dura 1 hora o más, lo que es genial comparado con una taza de té o café que se enfría”. Para él, lo más parecido es la ceremonia del té japonés, pero al menos en Europa, no hay algo similar.

Una tradición que no muere para los argentinos

Vestimenta formal, reglas claras, trato profesional entre compañeros y… ¡nada de mate! Para un argentino, adaptarse al ambiente laboral en otro país, tampoco resulta demasiado fácil. Aunque el café y el té son muy populares en todo el mundo, se tratan de un hábito más “individual” y que se lleva con discreción en la oficina.

Giuliano tiene 28 años y en 2017 se fue de Argentina para vivir en Dinamarca, donde no existe el mate a pesar de que los escandinavos suelen consumir bastante cafeína, según cuenta. Sin embargo, él mantiene vivo el hábito con la yerba que recibe de sus familiares. Muchos de sus amigos lo ven como una especie de té y sienten curiosidad por el mate y la bombilla: “Una vez en Suecia me preguntaron si era una pipa”.

Cabe mencionar que el mate está ganando cada vez más popularidad fuera de los límites de América Latina. Ahora es posible disfrutar esta infusión natural y llena de beneficios en Chile; aquí pueden encontrar la tienda más cercana.